Algunos consejos sobre ofertas de empleo para ópticos optometristas

Últimamente he recibido muchas solicitudes de compañeros del Grupo que gestiono en la red social Facebook “Comunidad de ópticos optometristas”, para que publique ofertas de trabajo en su nombre ya que necesitan personal, preferentemente ópticos optometristas, y al pedirles que me pasen el texto que quieren que les publique he visto que se faltaban cosas que para mi son importantes, y como esto se ha repetido bastante, creo que puede ser de utilidad general que repasemos juntos algunos conceptos acerca de qué debería contener, como mínimo, una oferta de trabajo, por un lado, y por otro, qué podemos hacer para hacerla atractiva, porque no nos equivoquemos: nuestro sector no tiene mucho paro, y si queremos captar personal tenemos que “enamorar” con nuestra oferta.

1. ¿Qué debería tener como mínimo una oferta de trabajo?

Desde mi punto de vista, debería tener, como mínimo: a) Qué puesto queremos cubrir y dónde es el puesto de trabajo; b) Qué buscamos: lo que consideramos imprescindible (titulación y experiencia mínima); c) Qué valoramos: lo que no es imprescindible pero se valorará positivamente (conocimientos adicionales, aptitudes, idiomas, etc); d) Lo que ofrecemos: tipo de contrato, salario, fecha de incorporación, etc; e) Cómo contactarnos.

EJEMPLO

(a)    Se busca óptico optometrista para trabajar en Ribadesella (Asturias)

(b)   Imprescindible titulación de grado en óptica y optometría y experiencia previa en óptica de un año.

(c)    Se valorará experiencia profesional de 5 años o más y conocimientos en Orto-K

(d)   Se ofrece contrato por seis meses prorrogable, salario según convenio e incorporación inmediata.

(e)   Interesados enviar CV a buscotrabajo@optica.com

 

2. ¿Cómo podemos “enamorar” con nuestra oferta de empleo?

Para analizar qué podemos hacer vamos a utilizar el ejemplo puesto. La idea, o eso creo, es atraer a alguien que cuadre con lo que queremos y que sea bueno en su puesto. Dado el caso, seguramente se trate de alguien que ya está trabajando pero que está pensando en cambiar por las razones que sea, así que, según mi punto de vista, tenemos que usar todo el “armamento” que tengamos a nuestro alcance para que el puesto que ofrecemos sea muy atractivo.

Veámoslo paso a paso:

(a)    Bien tal cual

(b)   Ídem

(c)    ¿De verdad no tienes más que valorar? ¿No querrías que, p.e., tuviese un nivel de inglés mínimo de “First Certificate”, para poder atender como es debido a los turistas que acuden en masa 3 meses al año o a la colonia de angloparlantes que lleva 10 años establecida en el pueblo? ¿No te gustaría que, p.e., tuviese el título de técnico de audioprótesis para abrir una nueva línea de negocio? ¿No te gustaría que tuviese conocimientos en redes sociales para poder tener una presencia que ahora, por tu falta de tiempo, tu óptica no tiene en la red? ¿Seguro que no hay ninguna aptitud o actitud que consideremos necesaria para mejorar la empresa, por ejemplo asertividad, capacidad de liderazgo, iniciativa, creatividad…? Hay mil ejemplos, y un solo consejo: piensa de manera estratégica, piensa qué quieres hacer con tu empresa, con tu tiempo, qué necesitas para que tu negocio despegue, y verás que, casi sólo, aparecerá lo que de verdad valorarías positivamente en tu nuevo empleado, para desarrollar mejor tu negocio con su ayuda.

(d)   LO QUE OFRECEMOS

Está claro que esta es la parte donde tenemos que lucirnos, donde podemos “enamorar” a nuestro candidato o donde pensará “Bah, otro igual que el resto, a seguir mirando…”. Primero voy a analizar lo que hemos ofrecido: “Se ofrece salario según convenio e incorporación inmediata”… imaginaros que yo, estoy trabajando en Soria, tengo lo necesario para cubrir el puesto sobradamente, pero no sé cómo es el convenio de Asturias ni puedo incorporarme de manera inmediata, como es lógico, si no hay otra cosa, mandaré un correo para informarme sobre esos aspectos: cuánto cobraría y si podría incorporarme en 2 meses que es el preaviso que tengo que dar para no tener problemas en mi actual puesto de trabajo, pero si estoy viendo otras ofertas donde sí aparece esa información ¿dónde creéis que acudiré primero?

Insisto: aquí es donde deberíamos dar el do de pecho, donde deberíamos estrujarnos un poco la cabeza y decidir si realmente todo lo que podemos ofrecer es salario según convenio e incorporación inmediata o podemos ofrecer algo más, por poner algunos ejemplos:

–          Tipo de contrato: seis meses prorrogable está bien, pero ¿no crees que estaría mejor “contrato indefinido con período de prueba”? leer contrato indefinido da tranquilidad y sensación de estabilidad y al fin y al cabo es eso “indefinido”, y si no congeniamos en seis meses o un año, se pacta la rescisión del contrato, se paga lo que corresponda, que no es mucho, y no pasa nada.

–          Debes ofrecer formación contínua, por la propia necesidad y cumplimiento legal de nuestra profesión, pero también porque ya lo estás pagando y sólo tienes que solicitarlo vía la fundación tripartita, con lo cual si no lo usas, simplemente lo pierdes, además, seguro que habrá algún aspecto de tu nuevo empleado que es necesario pulir para que mejore profesionalmente y rinda más en la óptica, y hacer formación en ese aspecto, por tanto, lo pagarás con gusto ¿verdad?

–          Incorporación: debería ser negociada, pero si es posible y el candidato lo merece ¿por qué no esperar dos o incluso tres meses? (por supuesto, no hablo de puesto a cubrir por fuerza mayor)

–          Incentivos: en mi experiencia personal, los incentivos contra objetivos funcionan muy bien, pero hay que cumplir ciertas condiciones sin las cuales lo más probable es que tengan el efecto contrario, por ejemplo: a) Deben ser claros, alcanzables, medibles, acordados y revisados con frecuencia; b) Deberían suponer un porcentaje “discreto” sobre el total del salario; c) El pago puede ser en dinero, pero también en cursos que elija el empleado, en viajes, etc – Nota: no me extiendo más en detalles, porque el tema incentivos para mí da para un post por sí mismo, y será algo que afrontaré pronto.

–          Valores añadidos: este punto realmente es un cajón de sastre que admite cualquier cosa que pueda hacer la oferta aún más atractiva, por poner un ejemplo, en uno de mis primeros contratos mi jefe me ofreció tres meses gratis de alojamiento, y luego un precio de alquiler competitivo. Después me enteré que, el período en el que me contrato no tenía alquilada la casa en cuestión, que era de su propiedad, con lo cual no perdía nada y ofrecía algo que muy pocas veces se ve.

Ahora os propongo la siguiente revisión de la misma oferta de trabajo, teniendo en cuenta lo que acabamos de comentar:

EJEMPLO

a)Se busca óptico optometrista para trabajar en Ribadesella (Asturias)

b)Imprescindible titulación de grado en óptica y optometría y experiencia previa en óptica de un año.

c)Se valorará experiencia profesional de 5 años o más y conocimientos en Orto-K, nivel de inglés medio-alto, nivel usuario avanzado en redes sociales, capacidad de liderazgo, creatividad e innovación, para optimizar procesos y cambiar las cosas que hagan mejor esta empresa.

d)Se ofrece contrato indefinido con período de prueba, salario bruto anual de 24000€ más incentivos pactados según objetivos (hasta 6000€ brutos más al año) e incorporación negociada (podría ser inmediata). Formación continua que podría ser, por año, un curso técnico y otro más de negocio, ofimática o cualquier aspecto que se considere necesario para mejora del rendimiento en el puesto de trabajo. En caso de cambio de domicilio, se prestarán ayudas y facilidades para que sea lo menos costoso, sencillo y cómodo posible.

e)Interesados enviar CV a buscotrabajo@optica.com, responderemos a todas las solicitudes recibidas

 

Como siempre os digo, Asesvision 3.0, S.L. nació con el objetivo claro de ayudar a que, cada día, la óptica familiar sea un poco más competitiva, espero que esta publicación sirva a tal propósito y os sea de utilidad.